En este reportaje queremos ofreceros un resumen de la climatología (basada en datos históricos) de la Costa Oeste de Estados Unidos, de tal manera que os permita ayudar a preparar vuestro viaje. En ningún caso esta información es vinculante ni asegura que el clima será así en las fechas de vuestro viaje.

En esta zona (que incluiría Kansas, norte de Oklahoma, Arkansas y Tennessee, Misuri, sur de Illinois e Indiana, Kentucky, Virginia Occidental, sur de Pensilvania y Nueva York, Nueva Jersey, Delaware, Massachusetts, Connecticut, Rhode Island, Virginia, y el Distrito de Columbia) el clima sigue siendo continental, pero es más indulgente en invierno, mientras que hace un calor decididamente más pesado en verano. El invierno sigue siendo frío, con un promedio de enero que va de -3 °C a +4 °C; también hay olas de frío polar, pero alternadas con períodos más templados. El verano es muy caluroso y soleado, especialmente en la parte occidental, mientras que se vuelve un poco más templado en el área de los Montes Apalaches y a lo largo de la costa oriental. En todas partes, el verano es una estación lluviosa debido a las tormentas vespertinas, pero en el área centro-oriental también pueden pasar algunas perturbaciones. En verano, pueden producirse olas de calor muy intensas, que a diferencia que en el cinturón del norte, a veces pueden ser persistentes.

Nueva York

Nueva York, a pesar de estar en el mar y a una latitud ligeramente más baja que la de Barcelona, tiene temperaturas de invierno mucho más bajas (el promedio de enero es de 0,5 grados), mientras que el verano es caluroso y bochornoso (el promedio de julio es de 24,5 °C), pero su clima se caracteriza por una perpetua inestabilidad, por lo tanto se puede experimentar todo tipo de clima: días despejados o grises, tranquilos o ventosos, fríos o calurosos incluso en la misma semana.

Boston

Más al norte, Boston, en Massachusetts, es un poco más fría y nivosa en invierno (el promedio de enero es de -1,5 °C, la nieve asciende a 115 centímetros por año, y las tormentas de nieve pueden ser incluso peores que en Nueva York) y un poco más templada en verano (el promedio de julio es de 23 °C). El mar más frío hace que a veces se forme niebla en primavera, mientras que en verano la brisa marina suele ser eficaz para atenuar el calor. Aquí también, en el verano no faltan las olas de calor provenientes del sur, y también hay frecuentes tormentas vespertinas, a veces acompañadas de granizo. De hecho, estamos en el límite de esta zona climática: prosiguiendo apenas más al norte o tierra adentro, ingresamos a la franja anterior, la más fría del norte.

Washington

Más al sur de Nueva York, la capital federal, Washington, es un poco más calurosa que la Gran Manzana: el promedio de enero aumenta a + 2,5 °C, el de julio a 26,5 °C.

Golfo de México y Florida

En este cinturón, que incluye las áreas que se asoman el Golfo de México, el clima ya es subtropical, y el calor húmedo domina durante muchos meses al año. El invierno es muy templado, ya que los promedios de enero están por encima de los 9 grados. Pero aquí también, a pesar de la posición meridional, a veces llegan durante el invierno olas frías, incluso si la parte sur de Florida es la más protegida y casi siempre se salva del frío, hasta el punto de tener un clima casi tropical.

Aquí también, el área occidental es más árida: la precipitación anual cae por debajo de 1.000 milímetros solo en la parte sudoeste de Texas, mientras que a partir del este de Texas, toda esta franja es lluviosa y tormentosa.
La insolación es buena, pero no excepcional, porque en los meses calurosos, incluso si el sol aún prevalece, no faltan algunas nubes asociadas con tormentas, e incluso con el paso de alguna depresión tropical. ºEn esta franja, octubre (y a veces noviembre) conoce una pausa relativa en las precipitaciones, con días tranquilos y agradables (siempre y cuando no lleguen los últimos huracanes de la temporada).

En Austin y San Antonio, en Texas, el clima en invierno es generalmente muy templado, pero con posibles breves olas de frío (el promedio de enero es de alrededor de 10 grados, como en Valencia), en el resto del año es similar a Dallas, con un verano igualmente caluroso y bochornoso, mientras que en primavera los tornados son menos frecuentes debido a la mayor proximidad al mar. En el extremo sudoeste de Texas, a partir de Corpus Christi, el invierno es muy templado (las máximas son 19 °C y más incluso en enero) y las lluvias no son abundantes, ya que oscilan entre 500 y 800 mm por año.

Orlando

En Orlando y Tampa, el promedio de enero, alrededor de 15/16 grados, recuerda más a una temporada intermedia. El clima es tropical desde mediados de mayo hasta septiembre, con calor, humedad y tormentas frecuentes. Abril y octubre también son calurosos, pero un poco más secos. Sin embargo, es la parte meridional de Florida que representa un verdadero refugio invernal para muchos estadounidenses.

Miami

En Miami, en la punta meridional y cerca del Trópico de Cáncer, el promedio de enero es de alrededor de 20 °C: por lo tanto, aquí el invierno no existe. El sol es frecuente, el calor es moderado y una brisa agradable sopla desde el mar.

Huracanes y tornados

Los estados que dominan el Golfo de México (Texas, Luisiana, Misisipi, Alabama y Florida) y los estados más meridionales del Atlántico (Georgia, Carolina del Norte y del Sur) pueden ser alcanzados por depresiones tropicales y huracanes, que ocasionalmente también pueden afectar a otros estados costeros del Atlántico. Las áreas de mayor riesgo son las costeras, sin embargo, los huracanes pueden penetrar en el interior, aunque en estos casos tienden a debilitarse. La temporada de huracanes se extiende de junio a noviembre, aunque el período en el que son más probables va de agosto a octubre.

En cuanto a los tornados, en Florida son bastante frecuentes, pero generalmente son menos intensos que en el continente.

Cuándo ir

Nueva York se puede visitar en mayo y desde mediados de septiembre hasta mediados de octubre; este último es generalmente un período relativamente templado y tranquilo. En invierno se corre el riesgo de que haga frío y haya tormentas de nieve; en verano, de que haga mucho calor y haya tormentas; en la primavera de que el clima esté inestable.

Este período de principios de otoño también es bueno para todo el norte, noreste, pero también para las mesetas del área occidental, teniendo en cuenta que de noche ya puede hacer frío. Mayo también es un buen mes para estas áreas.
Miami, los Everglades y el sur de Florida se pueden visitar de diciembre a abril, pero si desea hacer vida de playa, para evitar el riesgo de raras pero no imposibles olas de frío o de fresco en invierno, se puede elegir el período comprendido entre mediados de marzo y finales de abril.

Marzo y abril, octubre y noviembre son buenos momentos para visitar las regiones meridionales y las que se asoman al Golfo de México. En el primero, sin embargo, son posibles los tornados lejos de la costa, mientras que en el segundo, especialmente en octubre, todavía son posibles los huracanes. En invierno, el clima suele ser agradable, pero no se pueden excluir breves olas de frío intenso.

Esperamos que esta información os ayude a escoger la temporada más adecuada para vuestro viaje o saber el tiempo habitual que encontraréis en la fecha elegida.