En este reportaje queremos ofreceros un resumen de la climatología (basada en datos históricos) de Canadá, de tal manera que os permita ayudar a preparar vuestro viaje. En ningún caso esta información es vinculante ni asegura que el clima será así en las fechas de vuestro viaje.

Canadá es un país inmenso caracterizado en gran parte por inviernos gélidos: la latitud, la continentalidad y la posición de las cadenas montañosas contribuyen a que sea uno de los más fríos del mundo. La distribución de la población (las grandes ciudades están a lo largo de la franja más al sur) y su escasez (aunque Canadá tenga 33 veces la extensión de Italia, su población es la mitad) son suficientes para mostrar la dureza de las condiciones ambientales de la mayor parte del país, debido al frío. De hecho durante el corto verano, en las zonas del interior y del sur, puede haber días muy calurosos.

La única área donde la temperatura promedio en invierno supera los cero grados es la costa de la Columbia Británica, donde el clima es oceánico, fresco y lluvioso. Las Montañas Rocosas obstruyen las templadas corrientes del Pacífico, de modo que, si excluimos la costa occidental, el resto del país tiene inviernos gélidos. De hecho, no hay barreras que impidan el descenso de las corrientes heladas provenientes del Polo.

La costa oriental (Nueva Escocia, Terranova) es mucho más fría que la occidental, porque recibe, en el contexto de las corrientes occidentales que prevalecen en estas latitudes, el aire frío de las zonas interiores, y porque en el Océano Atlántico al este de Canadá fluye una corriente fría, la Corriente de Labrador. Por lo tanto, si comparamos las temperaturas del mar de las dos costas, podemos ver que la temperatura del océano en la costa de Halifax hacia el este es de alrededor de cero grados desde enero hasta abril, mientras que en la costa de Vancouver hacia el oeste la temperatura del océano no cae por debajo de los 8 °C en febrero.
La zona más soleada es la de las Grandes Praderas, al este de las Montañas Rocosas (Alberta, Manitoba y Saskatchewan): en ciudades como Calgary, Winnipeg, Edmonton y Regina se superan las 2.300 horas de sol al año. Sin embargo, el sur de la Columbia Británica (Vancouver) también es soleado en verano, y las regiones árticas (Alert) a fines de la primavera.

Montañas Rocosas

En las Montañas Rocosas de Columbia Británica y Alberta, el clima varía según la exposición y la altitud.
Las laderas occidentales tienen un clima muy húmedo (las precipitaciones superan los 2.000 mm por año) y son relativamente templado. En cambio, en las zonas interiores y en las laderas orientales, las precipitaciones disminuyen rápidamente, hasta que caen por debajo de 500 mm por año, y el clima se vuelve continental. En Calgary, a 1.000 metros sobre el nivel del mar, los inviernos son gélidos, de hecho, la temperatura promedio en enero es de -7 °C (mientras que en Edmonton, más al norte y a 670 metros, es de -10,5 °C), mientras que los veranos son templados, con noches muy frescas y días agradables, pero puede haber picos de calor intenso, en los que se pueden tocar los 30 °C.

En los valles y en las laderas orientadas al este sopla en los meses fríos el terrible y gélido blizzard procedente del norte, pero también puede soplar un viento totalmente diferente, el chinook, un viento cálido y seco, similar al foehn de los Alpes pero aún más intenso, que puede aumentar la temperatura en decenas de grados y, literalmente, evaporar la nieve en unos pocos minutos. El chinook aporta cambios de temperatura tan espectaculares porque combina el efecto de un considerable calentamiento por compresión (el viento desciende de montañas muy altas) con el de la diferente masa de aire (mucho más templada porque procedente de la zona del Pacífico). Si el chinook sopla al pie de las montañas, el blizzard es un viento típico de las praderas y llanuras interminables de Canadá

Costa del Pacífico

En la costa del Pacífico, el clima es oceánico, muy diferente del resto del país. Los inviernos son muy lluviosos pero bastante templados (en general, la temperatura es superior a cero, aunque casi todos los años hay algo de escarcha y de nieve), mientras que los veranos son frescos pero bastante soleados, aunque a veces puede llover.

En Vancouver es la única grande ciudad de Canadá que no es gélida en invierno: la temperatura promedio es de 4 grados en enero y 18 °C en julio, y el clima se parece más a el de Londres (aunque el verano en Vancouver es más soleado) que al de los países fríos. El mar en Vancouver y en la costa de Columbia Británica siempre está frío.

El sur

En la región de los Grandes Lagos, en las llanuras centro-meridionales de Ontario y Quebec (Montreal, Toronto, Ottawa, Quebec), el clima sigue siendo continental, pero se vuelve más húmedo, con precipitaciones de alrededor de 1.000 mm anuales, bien distribuidas a lo largo del año. A un invierno gélido, caracterizado por días secos y soleados, alternados con días en los que predomina el mal tiempo y las nevadas, le sigue una primavera tardía y muy fresca, y luego un verano bastante corto, durante el cual los días frescos y lluviosos se alternan con días calurosos, bochornosos y tormentosos.

En Montreal la temperatura invernal se parece a la de Moscú (promedio de -10,5 °C), mientras que el verano es bastante caluroso. Caen 1.000 mm de lluvia o nieve al año, y no hay estación seca.

Toronto, ubicada más al sur en Ontario, en promedio durante el invierno hace menos frío (la media de enero es de -5,5 °C), pero prácticamente todos los años la temperatura desciende durante unos días por debajo de -20 °C. El verano es similar al de Montreal: bastante caluroso, tormentoso, a veces bochornoso, con algunos días frescos. El lago Ontario, cerca de Toronto, es muy frío en invierno, mientras que en verano es casi aceptable para nadar, al menos para aquellos que no sufren de frío, especialmente en agosto, cuando alcanza los 21 °C.

Durante el invierno, en la región de los Lagos, el aire gélido del noroeste, al pasar sobre los Grandes Lagos recoge la humedad y choca con el aire más templado que procede de los Estados Unidos: por lo tanto, en esta área a menudo ocurren olas de mal tiempo, y fuertes nevadas. En la parte sur de Ontario, que también es la más meridional del país, a veces en el verano hay días muy calurosos y bochornosos, cuando el aire cálido llega desde el interior de los Estados Unidos: en estos casos, la temperatura puede alcanzar los 40 °C.

Cuándo ir

La mejor época para visitar el centro-sur de Canadá, donde se encuentran las principales ciudades, es la que va desde finales de verano hasta principios de otoño (desde finales de agosto hasta finales de septiembre): se evitarán los extremos climáticos (el frío del invierno y el calor del verano), habrá menos mosquitos (que en pleno verano se desatan en la mayor parte del país), y se puede disfrutar de un clima a menudo tranquilo y soleado (el llamado verano indios, que a veces dura hasta octubre). Además, a finales de septiembre se podrán admirar los espectaculares colores que los bosques de arce y otras especies de árboles adoptan en otoño. Incluso el comienzo del verano, desde finales de mayo hasta finales de junio, puede ser un buen momento.

El período más caluroso (julio-agosto) no es en absoluto recomendable, aunque a veces puede haber días muy calurosos y tendrá que soportar algunas tormentas por la tarde. El peor período, junto al pleno invierno (diciembre-febrero) es quizás el del deshielo, que varía según los años y las áreas, y ocurre alrededor de abril en el centro-sur: la nieve derretida se convierte en barro dificultando los desplazamientos.

En las regiones del norte, el verano es el único momento durante el cual la temperatura excede de cero, pero los viajes pueden ser más fáciles cuando se congela toda el área. En latitudes altas, se pueden admirar las noches blancas en junio, mientras que más allá del círculo polar, el sol nunca se pone durante un período más o menos largo, dependiendo de la latitud. En Pascua, los inmensos territorios del norte todavía están congelados, pero los días ya son bastante largos. Por lo contrario en invierno los días son muy cortos.

Esperamos que esta información os ayude a escoger la temporada más adecuada para vuestro viaje o saber el tiempo habitual que encontraréis en la fecha elegida.